Cuando centrar el éxito de las campañas en número de fans y followers adquiridos no es tan bueno

El activo más importante de todas las organizaciones son sus clientes (internos y externos), es por ello que debemos consentirlos, procurarlos y tener buenas relaciones a fin de tener nexos saludables, rentabilidad y buenos índices en la producción de ventas.

En el caso de nuestros clientes externos debemos ser aún más cuidadosos, pues son quienes pagan las cuentas, consumen nuestros productos o servicios y permiten con su consumo que podamos consentir a nuestros clientes internos, además de hacer que nuestra marca se mantenga en buenos estándares de posicionamiento y fidelidad.

Si nuestros clientes y consumidores son lo más importante surge la pregunta ¿Por qué actualmente estamos empecinados en entregarlos en un cheque en blanco a un tercero?, ¿por qué delegamos a empresas externas mediante contratos ventajosos la gestión y la comunicación de nuestros valores más preciados?

¿Seguramente usted se siente excento verdad? sin embargo, salvo honrosas excepciones, siento decirle que la gran mayoría de las organizaciones en éste preciso instante están entregando sus activos más preciados a terceros que no conocen y que al final del camino fueron autorizados por las organizaciones mismas a adueñarse de él.

¿Cómo cuido a mis clientes?, la respuesta es sencilla, tenga en su poder toda la información de ellos, resguárdela en sus servidores, contrólela y úsela, haga CRM.

Es común en éste instante que todos quieran amasar la mayor cantidad de followers y fans en facebook y twitter; no encontramos publicidad que deje de incluir links hacia perfiles de redes sociales, todo ello en detrimento de los sitios corporativos, donde realmente la organización es responsable y trata a sus clientes de manera personal en un entorno controlado.

El éxito de las campañas no se mide en ROI (Return of Investment) se mide en la cantidad de nuevos followers y fans –ERROR-

Cayeron en desuso los sitios corporativos y ahora todo se gestiona dentro de las redes sociales, una lucha encarnizada por adquirir fans y followers se ha desatado, y algunos recurren a recursos discutibles como por ejemplo comprarlos, hacer RP´s y usar a mercenarios twitteros para recomedarlos y otros (tema del que hablaremos en un post futuro)

Pero bueno, no todo es negativo, auxiliese de las redes sociales como lo hace con otros medios como un “medio de apoyo”, pero NO delegue por completo la gestion de su marca a un tercero, en definitiva no es recomendable edificar marcas sobre un terreno rentado.

Lo recomendable es utilizar éstas herramientas y aprovecharse de su vigencia para bien propio de la marca, dar énfasis al drive to web, atraparlos en las redes sociales y llevarles al sitio corporativo, donde usted podrá dejar que florezca la comunicación 2.0 (en forma de foros o blogs) pero dentro de un ambiente controlado y donde usted controla y aprovecha la información que ahí se genera.

Moraleja y Reflección: ¿Qué pasaría si mañana twitter o facebook comienzan a cobrarle por sus sevicios y a usted no le alcanza para pagarlo? ¿Se quedará cruzado de brazos viendo cómo se van sus clientes? Tristemente la respuesta es sí, ¿no me cree?, lea el contrato que firmó de manera electrónica con cada uno de los citados.

Compártelo

¿Quién ·$%/(%$ escribió esto?

Apasionado de la tecnología y la comunicación, Planner de profesión y Geek de nacimiento. Escritor, Net Journalist, estudioso de los efectos de las nuevas tecnologías en la comunicación y el desarrollo / explotación de nuevos medios publicitarios.

    Ver todos los artículos de Lets Kalk

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *