Cree en algo, incluso aunque ello signifique sacrificarlo todo

 

El 27 de agosto del 2016 Colin Kaepernick comenzaría su campaña en contra del aún palpable trato violento de la policía en contra de las minorías del país, cuando en el juego de pretemporada de los 49ers contra Green Bay este permaneciera sentado mientras se entonaba el himno nacional.

Al final del partido este diría;

 

“I am not going to stand up to show pride in a flag for a country that oppresses black people an people of colour”.

 

En juegos posteriores él decidiría simplemente arrodillarse en lugar de sentarse como muestra respeto hacía las fuerzas armadas.

Lo anterior desencadenaría una serie de eventos en los que en un principio el máximo afectado sería el mismo Kaepernieck, quien decidiría terminar relaciones con el equipo de San Francisco y probar suerte como agente libre. Su nombre sonó para varios equipos, ya que, siendo un quarterback de élite, tener un buen nivel e incluso haber estado a punto de ganar un Super Bowl uno pensaría que encontraría equipo sin mayor problema; esto no fue así.

Nick Foles, EJ Manuel, Geno Smith, Mike Glennon, todos firmaron como agentes libres, incluso los Seahawks invitaron a algunos mariscales de campo a un entrenamiento, incluyendo a Kaepernick pero al final terminaron firmando a Austin Davis, un jugador sin mayor relevancia o potencial visible, Colin simplemente fue marginado de la liga.

El comisionado de la NFL Roger Goodell justificó estos hechos argumentando que los equipos únicamente  que los equipos simplemente estaban tomando “Football decisions”, además, a todo lo que sucedía en la liga, llegaría Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos quien de inmediato comenzaría a mandar tweets en contra del exjugador de los 49ers e incluso, en un evento efectuado en Alabama, este mencionara que los dueños de los equipos deberían despedir a los jugadores que se arrodillaran durante el himno con la siguiente frase:

 

“Wouldn’t you love to see one of these NFL owners, when somebody disrespects our flag, to say, ‘Get that son of a bitch off the field right now, out, he’s fired. He’s fired’”.

Posterior a lo anterior los actos de solidaridad por parte de los jugadores de la liga llegarían a su máximo, incluso jugadores de otros deportes se sumarían al movimiento.

En octubre de 2017 Kaepernick presentaría una demanda en contra de la NFL y sus dueños, argumentando que estos habían conspirado para que ningún equipo lo fichara debido a sus protestas; suena lógico cuando tienes una liga en la que todos los dueños de equipos son de raza blanca y 8 de ellos hicieron donaciones para el desfile de investidura de Donald Trump enmarcando aún más el tema bajo un halo que a todas luces parecía racial.

De nuevo Roger Goodell, quien debería de llevar el mensaje de que la NFL es una liga de respeto e inclusión, termina por lavarse las manos ante esos 32 jefes quienes claramente mostraron una tendencia en contra de dichas protestas, de nuevo, suena lógica la demanda presentada hacia la NFL.

Las protestas de los jugadores, lejos de detenerse siguieron y en mayo de este año los propietarios de la NFL anunciaron una nueva política nacional, la cual indica que puedes permanecer en los vestidores durante el himno pero si sales al campo debes de permanecer de pie y si algún jugador o miembro del equipo no cumple dicha política sería multado.

Tomando todo esto en cuenta es claro que la NFL, simplemente quería erradicar toda protesta y dar carpetazo al tema; Kaepernick, sin embargo, en agosto de este año dio a conocer que este caso llegaría a la corte debido a que a pesar de que la liga quería evitar esto a toda costa, el caso de colusión seguiría debido a que un árbitro de la liga se negó a desestimarlo, lo cual llevará el caso a juicio.

Desde entonces el ahora exjugador de la NFL, se ha encargado de ser activista, reforzando su postura en contra de la violencia y las injusticias raciales en su país.

 

Just do it…

En medio de todo esto Nike lanzó la campaña del 30 aniversario de su emblemático slogan “Just Do It” con el mismo Kaepernick a la cabeza, junto a otras estrellas del deporte como Odell Beckham Jr., Shaquem Griffin, LeBron James y Serena Williams, quienes por cierto, abiertamente han apoyado la protesta de Colin, llevando esto a un punto de polémica y división sin precedentes, tanto en lo deportivo como en lo social y poniendo a Nike como emblema de la causa.

 

No hay mala publicidad sólo publicidad mala…

En un principio algunos grupos sociales llamaron al boicot hacia la marca y las plataformas sociales se inundaron con imágenes de personas arrancando el logo de sus prendas o incluso quemándolas. Nike incluso corrió el riesgo de perder el contrato de patrocino de 8 años que tienen con la NFL, sin embargo las cosas no fueron así, y aunque en un principio las acciones de la marca cayeron, hoy en día sus ventas superan incluso a las del año pasado y el valor de la misma se ha incrementado de manera notable.

 

Sin importar qué creas al respecto, es de admirarse el atrevimiento de la marca ya que, teniendo a un jugador marcado como paria, realizaron, junto con Wieden + Kennedy un extraordinario trabajo creativo para transgredir, capitalizar y agregar equities sociales a la marca, todo bajo la inspiradora campaña con Kaepernick como protagonista, ahora mejor respaldado que nunca y con nuestro (porque mexicano) Chivo Lubeski como Director.

“Believe in something. Even if it means sacrificing everything”.

 

Créditos:

Fecha
Sep 05, 2018

Agency:
Wieden & Kennedy

Production Company:
Park Pictures – New York

Director:
Lance Acord

Director:
Emmanuel Lubezki

Director:
Christian Weber

Creative Director:
Alberto Ponte

Creative Director:
Ryan O’Rourke

Creative:
Dylan Lee

Creative:
Sara Phillips

Producer:
Shelley Eisner

Producer:
Katie McCain

Exec Agency Producer:
Matt Hunnicutt

Exec Agency Producer:
jake grand

Sound Design:
Noah Woodburn

Visual Effects:
A52

Editor:
Peter Wiedensmith

Editor:
Lauren Dellara

Associate Producer:
Emily Knight

Associate Producer:
Kacey Klonsky

Music:
Walker

Client:
Alex Lopez

Compártelo

¿Quién ·$%/(%$ escribió esto?

Héctor Cárdenas

Chilango de nacimiento, melómano de vocación, siempre honesto y directo. Feliz de escribir algo nuevo, aprender y compartir es lo que busco y seguro de que siempre hay una aventura esperando ahí afuera y que no hay que esperar a que las cosas pasen, ¡haz que sucedan!.

    Ver todos los artículos de Héctor Cárdenas

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *