Actualizarse o morir: El reto de la televisión por cable en tiempos de internet

Actualizarse o morir: El reto de la televisión por cable en tiempos de internet

Los nuevos servicios de videos en Internet amenazan cada vez más el negocio de las empresas de televisión por cable, pero estas no se están quedando de brazos cruzados y están contraatacando con la misma medicina.

[Comcast]

 

31 Mayo 2010

Un ejemplo es el mayor proveedor de servicio de cable en Estados Unidos, que pronto comenzará a ensayar una nueva manera de distribuir sus canales de televisión. Comcast planea usar el mismo estándar de tecnología que sus nuevos rivales de Internet están usando para desafiar los modelos de negocios de la televisión paga.

La empresa adelanta experimentos en el campus del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) donde busca formas de entregar canales de televisión usando el mismo estándar empleado para transmitir datos en la web, conocido como el protocolo de Internet, o PI.

Como otros proveedores de televisión por cable, Comcast actualmente transmite sus canales por medio de la tecnología de televisión digital, que es menos versátil y que envía el video en ondas a decodificadores que se conectan a los televisores.


Comcast

Comcast iniciará dentro de poco pruebas en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, donde ofrecerá su servicio de televisión a cualquier aparato que se pueda conectar a la red de Internet de la universidad.

Ejecutivos de Comcast dicen que el objetivo del cambio es entregar servicio de televisión en vivo a cualquier aparato que puede conectarse a Internet, como una forma de competir con servicios de video en línea que ofrecen una cantidad relativamente limitada de contenido a la carta, no en vivo. La nueva arquitectura del PI también le permite a Comcast actualizar más fácilmente el aspecto de su guía y añadir funciones, como la capacidad de que los usuarios accedan a algún contenido de la web —como videos de Facebook— mediante la interfaz de Comcast.

“Queremos entregar video a cualquier parte donde la gente quiera ver”, dijo el presidente de productos convergentes de Comcast, Sam Schwartz, en una entrevista. “Tenemos que hacer un mejor trabajo para que la gente se de cuenta para qué nos está pagando”.

¿El fin del decodificador?

Una guía de programas realzada, arriba, sería apenas uno de los cambios

El sistema actual

-Para mirar televisión en vivo, los televidentes necesitan un decodificador.

-El sistema de entrega de televisión por cable no es compatible con aparatos que se conectan a Internet como las consolas de juegos Xbox y las computadoras.

-La guía de programas se guarda dentro del decodificador y ofrece funciones limitadas.

En el futuro

-Televisión en vivo sin decodificador.

-Los consumidores podrían acceder a la programación en vivo en aparatos con capacidad de conexión a Internet, como las tabletas.

-La guía de programas se almacena en servicios remotos (ver foto), permitiendo funciones adicionales como conexiones a redes sociales y servicios de video por Internet.

La medida de Comcast representa una nueva fase sobre cómo las tecnologías de Internet están transformando la televisión. En años recientes, compañías como Apple Inc., Amazon.com Inc. y Hulu LLC (un portal estadounidense de programas de televisión) han aprovechado Internet como un canal de distribución alternativa a la televisión tradicional.

Ahora, los proveedores de video tradicional quieren usar la misma clase de tecnologías para mejorar sus propios servicios, con lo que se vuelven difusas las líneas entre los diferentes tipos de video y de modelos de negocios en torno de ellos.

Comcast comenzará a ensayar su nueva tecnología de entrega de video en el MIT en el tercer trimestre de este año, según una persona familiarizada con el asunto, permitiendo a los estudiantes mirar televisión en vivo en una computadora o televisión que pueda conectarse a Internet sobre la red del campus universitario, sin una conexión de cable. Un portavoz del MIT se negó a hacer comentarios.

A fines de este año, la compañía expandirá las pruebas a sus empleados, permitiéndoles mirar programación en vivo en una pequeña caja u otro aparato que pueda conectarse a Internet como una computadora, una tableta o consola juegos Xbox, de Microsoft Corp., en sus hogares.

Si la prueba se considera un éxito, Comcast dice que el sistema de video a través del PI se añadiría más adelante a su gama existente de servicios. Comcast continuará ofreciendo su tradicional servicio de cable para el futuro cercano.

La nueva tecnología podría permitir a Comcast entregar servicio de video a cualquier cliente con una conexión de Internet, sin importar si viven en una zona cubierta por el sistema de cable de la empresa. La decisión de hacerlo sacudiría el mercado de la televisión paga, donde los sistemas de cable en gran medida operan por regiones en cada país.

Sin embargo, los ejecutivos de Comcast dicen que por el momento se están limitando a entregar video a clientes en las regiones donde ya operan, señalando que los costos de distribuir videos por las redes de banda ancha de otros proveedores serían prohibitivos y, en algunos casos, los programadores no les han dado los derechos de contenido para hacerlo.

Otras empresas de televisión por suscripción están avanzando en el mismo sentido, especialmente en EE.UU. Grandes proveedores de televisión paga, incluyendo DirecTV, usan PI para entregar video a la carta. Cablevision Systems Corp., Verizon Communications FiOS y Time Warner Cable Inc. lo usan para entregar video en vivo a tabletas a suscriptores en casa. AT&T Inc. entrega su servicio de video U-Verse totalmente por medio de PI.

Las medidas están intensificando el debate entre distribuidores y dueños de contenido sobre el alcance de sus contratos existentes de programación a las nuevas tecnologías de distribución.

En marzo, algunas compañías de medios se quejaron cuando Time Warner Cable comenzó a ofrecer transmisiones en vivo de sus redes a suscriptores que tenían computadoras tipo tableta.

La intensificación de la tendencia está siendo dictada por la explosión de aparatos capaces de reproducir video de alta calidad a través de una conexión a Internet, la eficiencia de costos de la tecnología y la mayor competencia, dicen ejecutivos. La compañía dijo que la prueba no implica un costo “adicional significativo” porque está usando la infraestructura existente pero se negó a hacer otros comentarios.

Los ejecutivos de las empresas de medios dicen que la relación con los distribuidores se ha complicado más conforme las nuevas tecnologías exponen zonas grises en sus contratos, pero esperan que los asuntos se resuelvan en nuevas rondas de negociaciones.

Comcast no está buscando el permiso de los dueños de contenido para la prueba del MIT porque el alcance del experimento es limitado, según una persona familiarizada con el asunto.

Esta fuente dice que es demasiado pronto como para determinar qué clase de permiso de compañías de medios podrían buscar para una prueba más amplia. Comcast ha estado negociando con programadores para permitir que los suscriptores miren una cantidad limitada de programación a la carta en tabletas y computadoras.

Mientras Comcast se apresta a ensayar la tecnología sobre el protocolo de Internet para la entrega de video, una prueba que ya usa dicha plataforma para distribuir una guía más robusta de programas de televisión ya está en marcha en Augusta, Georgia. El plan piloto comprende decodificadores que aún reciben redes de televisión de la manera tradicional pero que obtienen la guía por Internet. Ello permite que Comcast ofrezca más fácilmente nuevas funciones de personalización como un índice llamado “MyTV”, que contiene series guardadas y recomendaciones basadas en shows, canales y actores que un usuario ha marcado como “favoritos” en el sistema.

Los usuarios también pueden pulsar un botón para enviar un mensaje a Facebook o Twitter, indicando que les gusta un programa en particular. También pueden buscar y mirar una cantidad selecta de videos por Internet, de socios como E!, de propiedad de NBCUniversal, controlada por Comcast.

La prueba de Augusta se expandirá a otros mercados y el servicio será lanzado el próximo año, según Schwartz.

Si mi opinión piden, estas negociaciones serán un fracaso; el único esquema realmente rentable, serán plataformas con los canales como parte de un menú de aplicaciones web o mobile on demand donde cada usuario podrá clickar o descargar cada una de las aplicaciones de cada canal a sus teléfonos o tablets por medio de una suscripción al servicio de TV de paga…

¿loco?, no sé, ahí les dejo mis dos centavos.

Cristian

Compártelo

¿Quién ·$%/(%$ escribió esto?

Apasionado de la tecnología y la comunicación, Planner de profesión y Geek de nacimiento. Escritor, Net Journalist, estudioso de los efectos de las nuevas tecnologías en la comunicación y el desarrollo / explotación de nuevos medios publicitarios.

    Ver todos los artículos de Lets Kalk

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *